Por: Matías Federico Milia, Lilia Stubrin y José Miguel Natera Marín

La pandemia mundial de coronavirus – COVID-19 ha sido uno de los eventos más abruptos, inesperados y disruptivos de la historia reciente. Ha interpelado las formas en que nuestras sociedades y sus economías se organizan, afectando sus dinámicas productivas, comerciales, políticas y sociales. La complejidad de la emergencia sanitaria se ha visto acompañada por la disminución de la actividad económica, la interrupción de las cadenas de suministro, los cambios en los hábitos de consumo, el aumento del desempleo y la desigualdad, y hasta la interrupción de la escolarización presencial en sus distintos niveles. Las consecuencias apenas comienzan a hacerse evidentes, pero son un llamado a la reflexión intelectual sobre  qué implican y cuáles son las posibilidades nuevas que habilitan.

Aunque el debate sobre el COVID-19 y su impacto socioeconómico ha capturado gran parte de la discusión pública, en muchos casos se ha caracterizado por argumentos tejidos a la urgencia de la situación imperante. Asimismo, el carácter global de la pandemia ha tendido a invisibilizar particularidades territoriales que hacen que su impacto sea muy diferente en las distintas partes del mundo.

De esta forma, la revista Debates sobre Innovación –DsI– ha organizado un número especial para repensar a la luz de esta emergencia la relación entre ciencia, tecnología, innovación y desarrollo. DsI es una revista de difusión que prioriza la divulgación científica y la discusión amplia con múltiples públicos. Así, el objetivo es facilitar el ensayo de ideas, la propuesta de programas de trabajo y el acceso a resultados de investigación a públicos amplios –estudiantes, investigadores, servidores públicos, expertos– de toda América Latina.

El carácter intrínsecamente complejo y sistémico de estos nuevos escenarios permiten poner en valor una tradición de pensamiento que se ha caracterizado por estudiar y comprender los procesos de cambio, aprendizaje y construcción de competencias. El conocimiento se ha convertido en eje y fundamento para el diseño de muchas de las políticas y medidas con las que organizaciones públicas y privadas han buscado atender la crisis. Sin embargo, los nuevos horizontes que se proyectan de la actual situación requieren de incentivar el diálogo entre distintos públicos. Para favorecer el establecimiento de intercambios entre investigadores, servidores públicos, estudiantes y miembros de la comunidad empresarial a nivel latinoamericano, se han compilado estas notas de opinión sobre el tema. Se espera que las mismas ayuden a establecer las bases de un programa de trabajo y una agenda de investigación conjunta frente al COVID-19 desde la perspectiva de los estudios de Ciencia, Tecnología, Innovación y Sociedad (CTIS).

Este número especial se compone de 10 notas de opinión que dan cuentan de los distintos temas de interés y visiones que hay en la región. La reactivación económica es un tema clave. En las notas se reflexiona sobre qué podemos esperar tras esta crisis y qué pueden hacer los Estados para promover la generación y aplicación de conocimiento. Tres notas de opinión se ocupan de este tema: “Política de ciencia, tecnología e innovación frente a la coyuntura y la recuperación pospandemia”, escrita por Jorge-Andrés Echeverry-Mejía, Romina Loray, Melina A. Galdos-Frisancho y María Luisa Villalba Morales; “Ciencia, tecnología e innovación para la reactivación económica ante el COVID-19: Respuesta y elementos para América Latina y El Salvador”, escrita por José Rafael Alas Vides; “Encomendas tecnológicas como estratégia de superação à pandemia de COVID-19 no Brasil”, escrita por Letícia Silva de Oliveira y Alexandre Jerônimo de Freita. 

Un rasgo que ha parecido destacarse en esta pandemia ha sido el uso y el rol central de las tecnologías de información y comunicación para sostener la cotidianeidad. De aquí que valga la pena revisar los dos aportes que logran poner esta situación bajo un lente crítico.  Victo José Silva Neto nos comparte sus ideas en “Plataformas digitais: de resposta à COVID-19 a novo instrumento de projetamento?”. Luego Hernán Alejandro Morero, plantea herramientas para pensar este escenario en “La expansión de la digitalización tras la pandemia Covid19: virtualidad, vigilancia social e Industria 4.0”

La innovación social ha sido objeto de otros aportes que reflexionan acerca de cómo se atienden las necesidades de la población más vulnerable en este nuevo contexto. Allí, dos artículos brindan perspectivas complementarias. Por un lado Silvia Lago Martínez, Romina Gala y Flavia Samaniego, rescatan el rol de las organizaciones de la sociedad civil en “Innovación social con tecnologías digitales. Las organizaciones Latinoamericanas en tiempos de pandemia”. En “Relevancia de la innovación social ante la nueva normalidad y el COVID-19”, escrito por Nayeli Martínez Velázquez, se recuperan coordenadas para pensar un desarrollo inclusivo y sustentable basado en la innovación. 

En el marco de la problemática de la sustentabilidad se plantean líneas futuras de trabajo invitando a pensar una visión distinta y una reconfiguración de los sistemas de ciencia, tecnología e innovación. En “COVID-19, alimentos y naturaleza. Oportunidad para una imprescindible reconexión”, Mariela Bianco y Michelle Chauvet ponen atención sobre la importancia de los sistemas de producción, circulación y consumo de alimentos en América Latina y el rol de la innovación para su sustentabilidad. Gabriela Bortz y Ayelén Gázquez nos llaman la atención sobre la importancia de la colaboración en el ámbito de la CTI en su trabajo “Políticas CTI en Argentina durante la pandemia: ¿oportunidad para nuevas redes participativas en I+D+i?”. Por último  Raúl Arturo Alvarado López reflexiona acerca del rol de la universidad pública en la pandemia a través de un estudio de caso: “La universidad pública ante el COVID-19: El caso de la Universidad Autónoma de Querétaro”

Para finalizar quisiéramos remarcar que este es un primer esfuerzo por generar un espacio de discusión sobre la pandemia en el marco de los estudios sobre CTI; es indudable que el camino por recorrer es largo en cuanto al intercambio de ideas, la reflexión y la acción en torno a los problemas y oportunidades que la actual coyuntura nos presenta. En esta oportunidad contamos con la invalorable colaboración y aportes de colegas de la región que nos comparten su aporte. La invitación está abierta para todos aquellos colegas que les interese compartir reflexiones o resultados de investigación respecto al impacto, consecuencias o efectos del COVID-19 en su campo específico de trabajo.Nuestro compromiso es mantener este espacio abierto colaborando desde nuestro lugar con la reflexión y la construcción de respuestas colectivas a los problemas que enfrentamos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here